NO QUIRÚRGICOS

Peeling Químico

Existe un procedimiento ampliamente solicitado por los pacientes para mejorar la piel: Peeling Químico.

Es un tratamiento de rejuvenecimiento de la piel en el que se le aplica una solución química con el fin de remover las capas superficiales de la piel envejecida buscando una descamación y mejoría de la nueva piel.

Los peelings químicos pueden ser: superficiales, medios o profundos de acuerdo con al tipo de producto empleado y del fototipo de piel del paciente.

La descamación o exfoliación después del peeling químico dependerá de lo profundo que este sea, dura en promedio de 3 a 7 días aproximadamente.

Al finalizar del peeling, las capas de piel reveladas son más nuevas y por tanto más suaves y jóvenes.

Los peeling químicos también está indicado para casos de acné, rosácea, manchas cutáneas y cicatrices.

En el caso del acné, la mejoría es perceptible a partir de la primera sesión, pero pueden ser necesarias unas seis sesiones. En las manchas cutáneas, suelen ser necesarias entre 6 y 12 sesiones de peelings despigmentantes y los resultados empiezan a apreciarse a partir de la tercera o cuarta sesión.

La combinación con otros procedimientos como rellenos faciales, toxina botulínica, mesoterapia, luz pulsada, radiofrecuencia etc potencializan sus efectos sobre la piel. Es gracias a estos que la piel gana uniformidad, el colágeno se regenera, se eliminan las imperfecciones y se tonifican la flacidez del rostro.

El manejo después de un peeling son el protector solar y una crema hidratante neutra.

Se recomiendo aplicar cremas sin frotar. No tocar zonas con descamaciones. Los dedos pueden provocar infecciones y cicatrices.